Los últimos años han sido de transformación para las organizaciones (si nos enfocamos en el tema de las implementaciones digitales), pues han contado con un gran soporte en el desarrollo de sus operaciones y la disminución de la presión en su equipo de trabajo para generar cambios. 

Vivimos en una era digital en la que toda información se difunde fácilmente. Es un buen momento para que los equipos eviten enfoques complicados y mejoren sus habilidades de abastecimiento y gestión de proveedores.

En este artículo, conocerás los puntos que necesitas valorar y tener en cuenta para promover una buena gestión y encontrar las mejores fuentes de suministro para cualquier tipo de empresa.

 

  1. Realiza una investigación de mercado profunda antes de elegir un proveedor

La eficiencia en los procesos de solicitud, el tiempo de entrega adecuado, los precios justos y razonables y la transparencia (por mencionar algunos) son factores clave para la elección de tus proveedores. Contar con una excelente gestión en la cadena de suministros implica desarrollar criterios estrictos para encontrar las mejores opciones en el mercado, lo que significa implementar metodologías sumamente analíticas y sistemas de información modernos que pueden ayudar en el proceso de selección de estos interesados.

 

  1. Promover una alineación institucional con sus proveedores

La creciente implementación de estrategias (como lo es el automatizar compras empresariales) nos indica que las empresas han detectado la clara interdependencia de todos los miembros de la cadena de producción para obtener un éxito mutuo.

Recuerda no dejarte llevar por los precios “más bajos” para elegir a tu proveedor; esto hace que algunos gerentes de compras sobrecarguen su base de proveedores, estableciendo una relación temporal y poco funcional con diversas empresas basadas solo en el precio, sin tomar en cuenta otros factores importantes. Es imposible crear un vínculo en este tipo de casos, ya que el poder de negociación se debilita durante el proceso de adquisición y la calidad se coloca en el último plano. No es solo tener “buenos proveedores”. Necesitas una óptima gestión de la relación comercial con tus fuentes de suministro.

 

  1. Cumple siempre con los plazos estipulados

La flexibilidad y el dinamismo son aspectos esenciales para toda empresa, para lograr mejores productos con el menor costo de producción y disponibles en todo momento en el mercado. Para ello, cada uno de los miembros de la cadena de producción debe alinearse con la estrategia, prestando atención especial a los proveedores.

Por eso, no es suficiente que se dependa únicamente del proveedor: la empresa necesita implementar sistemas inteligentes para calcular electrónicamente los indicadores clave. Si tu empresa cuenta con un software de gestión de compras y tiene una buena capacidad para anticiparse, puede activar pedidos de compra por adelantado y luego evitar depender completamente de la eficiencia del proveedor. Recuerda que cumplir con los plazos estipulados depende del proveedor, pero también de la existencia de sistemas de gestión de inventario en tu empresa.

 

  1. Verifica el tamaño de tu proveedor y sus tiempos de entrega

La capacidad de producción es uno de los factores más importantes cuando se busca la mejor opción en proveedores. Esto se debe a que es común que el fabricante firme contratos de suministro de insumos más allá de la capacidad de entrega. Posteriormente, esto causa retrasos, entregas parciales y niveles bajos en el inventario.

Por ello, debes dar preferencia a proveedores con experiencia en el suministro de materias primas, servicios o equipos que sea compatible con las necesidades de tu organización. Vale la pena llevar a cabo una evaluación comparativa, para descubrir la eficiencia de cada uno de los proveedores.

 

  1. No confíes en un solo proveedor

Fomentar una relación a largo plazo con un proveedor no significa que tengas que limitar tu base de datos a una sola opción de suministros. No importa que tan bueno sea tu proveedor de productos o servicios, siempre puede haber situaciones extraordinarias que te pongan en un aprieto y, si no cuentas con un plan B, tendrás que enfrentarte a situaciones complicadas que te generen un conflicto difícil de resolver.

 

  1. Valida la documentación de un proveedor para saber si es confiable 

Con Yaydoo, puedes mantener expedientes digitales de proveedores confiables. Un proceso de alta de proveedores en un software de gestión de compras te permitirá solicitar documentos para su verificación, aprobación y resguardo de forma digital y segura. Del mismo modo, podrás validar facturas y razones sociales en listas negras del SAT.

 

  1. Utiliza un programa para compras y proveedores

El uso de estas herramientas es crucial para impulsar una asociación con las partes interesadas, contar con un programa de gestión de compras es una solución tecnológica para agilizar el proceso.

Con un software de gestión de compras, podrás crear un catálogo de productos con precios y propuestas personalizables para cada uno de tus clientes, dentro de una plataforma de e-Commerce B2B, generar un estado de cuenta para mantener a cada cliente informado de su consumo, etc.

 

Acéptalo: Tu empresa necesita un software de gestión de compras

 

Si buscas crear una base de conocimiento o simplemente encontrar la manera para que tu empresa mejore su flujo, entonces Yaydoo es ideal para tu empresa.

¿Quieres saber más sobre esta herramienta? ¡Contáctanos! Solicita una demo completamente gratuita, donde te mostraremos cómo podemos ayudar en cada uno de los escenarios de tu empresa.

Solicitar Demo